Florida’s Homestead y Su Hogar

La ley de «Homestead Exemption» de Florida protege el valor total de su hogar si se declara en bancarrota, con solo algunas excepciones.

¿Cuánto va a proteger?

Florida es un estado único para declararse en quiebra. A diferencia de otros estados, la exención de vivienda familiar de Florida permite que el 100% del capital en su hogar esté protegido de la bancarrota del Capítulo 7 o del Capítulo 13.

Tenga en cuenta que la exención solo lo protege si está al día con los pagos de su hipoteca y se mantiene al día, incluso después de la quiebra. Si no se mantiene al día, su prestamista puede ejecutar su ejecución hipotecaria.

¿Quién puede solicitar la exención de Homestead?

Cualquier residente de Florida que haya vivido en el estado durante dos o más años. Tenga en cuenta que la exención solo se aplica a su residencia principal, y en Florida, debe registrar su casa para reclamar la exención. Un segundo hogar, ya sea Florida o en otro estado, calificará.

¡Mi casa debe mas de lo que vale!

Si un deudor reclama o aprovecha la exención de vivienda familiar porque no posee una casa o su casa actual no tiene capital, puede reclamar la exención de «wildcard» de bancarrota en Florida.

Esta exención permite reclamar hasta $ 4,000 de propiedad personal, $ 8,000 si se declara en bancarrota como deudores conjuntos (personas casadas).

¿Hay límites para la exención de Homestead?

Solo un par, los dos principales son el tamaño del lote, y la ubucacion, no el precio. En un municipio, el tamaño del lote está limitado a 1/2 acre, en cualquier otro lugar el límite es de 160 acres.

El Estatuto de Exención de Homestead de Florida

La exención de vivienda familiar de Florida se encuentra en el Florida Constitution Article 10 § 4 y los estatutos del estado de Florida en Florida Statutes Annotated § 222.01 through § 222.05.

 

Obtenga Su Evaluación de Bancarrota Gratis

La mayoría de las consultas iniciales de bancarrota son dadas por Juan Burgos y son gratuitas. Juan ha hecho su misión de vida educar a sus clientes sobre sus derechos bajo la ley y, al hacerlo, ayudar a las personas a recuperarse y ayudarlos a alcanzar el sueño americano.